Matilde palíndroma

NOTA: Como algunos sabréis hace un año exactamente, empecé un blog para mi sobrina Matilde. Nació tal día como hoy y pensé que, además de un Manolito (oso tradicional familiar), debía tener un regalo diferente: un blog donde recoger todas las cosas que son realmente importantes y siempre, desde un punto de vista particular. Las entienda o sea de esas que “tampoco entiendo yo”. Por eso, os dejo por aquí una entrada que publiqué con motivo de sus 9 meses.

Bueno, ha llegado el día. El día en que cumples 9 meses y hay algo muy importante en esta fecha, te lo explico con una batallita. Como hacen los abuelos. Los abuelos enseñan muchas cosas. Yo tenía dos, y los dos me enseñaron una cantidad de cosas que no te puedes imaginar, pero que te iré contando poco a poco, y que junto con todas las que te contarán tus abuelos: serás una niña muy sabionda.

Mi abuelo Manolo me explicó lo que era un palíndromo. Un palíndromo es una palabra, un número o una frase, que se lee igual al derecho que al revés. Él me ponía el ejemplo: Dábale arroz a la zorra el abad. Prueba… ¡Funciona!

Investigando, investigando, descubrí también lo que es un número capicúo, o número palíndromo, un número simétrico. Y simétrico, claro, que es una correspondencia en forma, tamaño y posición de las partes de un todo. Dicho así, suena estirado. Que puedes por ejemplo doblar algo por la mitad y coinciden todas las cosas de un lado y otro.

Y tú dirás… tita, ¿qué me estás contando? Pues sí, que hoy, Matilde, que cumples 9 meses, eres una niña palíndroma. Claaaaro. Has vivido de un lado y del otro el mismo tiempo. En la barriga de mamá 9 meses (salvando pequeñas diferencias) y fuera de ella, otros 9. Matilde palíndroma, capicúa y simétrica. Todo eso, en una niña tan chica y bonita :)

This entry was posted in diario and tagged , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.