¡¡Paren las rotativas!!

Siempre he deseado decir eso. Al igual que siempre he deseado lo que hace que por fin pueda decir eso. Mecano vuelve en concierto. ¡Paren las rotativas! Madre. Tengo como cuatro posts pendientes, a medio escribir, a cual más triste y deprimente: que si la política, que si el paro, que si los cursos de FPE, que si blablabla. #Hombreya! #Priorizando

[Espinita1] Sevilla, 1991. Tierna edad de casi doce años. Concierto de Mecano. No me dejan ir. Eres muy chica y habrá mucha gente. Ofuscación. Otra vez será. Pues no, mira, se retiran. Más ofuscación. Espinita para los restos. No lo va a superar nunca. No los podrá desmitificar. Y le queda a una el que sé yo que yo que sé.

[Espinita2] “Ya a la venta el clío Mecano”. Una-rosa-es-una-rosa-es-u, y con su pegatina Aidalai en el ladito. Pero soy menor de 18 años. No conduzco. No compro. No poseo. No influyo.

[Espinita3] “A.J. se hizo ayer por la tarde una foto con Ana Torroja en el patio del colegio”. ¿Y qué hacía Ana Torroja en el patio del colegio por la tarde?, os preguntaréis. Pues era sobrina de la hermana Mª Ángeles, la directora de mi colegio y fue a visitarla. Antes o después de un concierto. Yo que sé. ¿Y por qué no estaba yo esa tarde en el colegio? Actividades deportivas a las que nunca me apunté.  ¿Y con una cámara? Ahí huele a chivatazo, siempre hubo clases (también le tenía coraje a A. J. por otros motivos de competencia en otros temas: por gustarle a quien me gustaba).

[Espinita4]: “Podemos ir al hotel de Tarifa de Ana Torroja, me han dicho que a veces está”. No sé. Sí. No. Sí. No. A ver cuándo encontramos un hueco. No. Sí. Ahora va y lo vende.

Ahora me voy a desespinar, creo. Y mira que voy a pocos conciertos de masas, que me da la fobia “que hay mucha gente”. Aunque bueno, todavía puede haber una [Espinita5] y que todo esto sea un bulo, un fake, una tuitada. Pero a mí que me quiten lo bailao de la alegría de la mañana de hoy.

This entry was posted in diario and tagged . Bookmark the permalink.

3 Responses to ¡¡Paren las rotativas!!

  1. Violeta says:

    La espinita de 1991 también la tengo yo clavada, y bien profunda. Se lo pedí a los… “reyes”, y me dijeron que sí. A la hora de la verdad, mi padre tuvo que viajar por un curso o trabajo. Violeta se quedó en casa, cabizbaja y tristona. Para intentar animarme, me regalaron dos o tres discos de vinilo, pero… no fue lo mismo..
    Besotes

  2. sempiterna says:

    No es lo mismo.