Vacaciones intermitentes

Este verano he leído por fin el libro de Saramago que tenía en la montaña de la mesilla: Las intermitencias de la muerte. No me gustaría haberlo leído en este año, en estos meses, y con ese título porque no parezca morbo o causalidad, que yo para eso soy muy mirada, pero resulta que es el que tocaba.
Entusiasmada una vez más por una sencilla idea principal: que un día de pronto, no muere nadie, un planteamiento concreto, una causa probable, me he dejado llevar por sus páginas aceptando todos los giros que se permite, eso sí, advirtiéndote de que lo está haciendo. Me encanta el papel que da al lector, cómo hace que estés de acuerdo, pero te ofrece luego el otro ángulo y no sabes de qué lado ponerte. Matices y más matices. Y consigue que empatices con quien menos te lo esperas.

Una gran lectura para estas pequeñas y extrañas vacaciones.

This entry was posted in libros. Bookmark the permalink.

4 Responses to Vacaciones intermitentes

  1. Javier Márquez Sánchez says:

    Cuando dije lo de que no pasara tanto tiempo entre una entrada y otra quería decir unos días, no unas horas… 😛

    La hipótesis de arranque este libro me parece fascinante.

  2. sempiterna says:

    Es para que el otro pase de puntillas 😉

  3. Javier Márquez Sánchez says:

    jejeje…

  4. Violeta says:

    Y yo que nunca leí nada de este conocidísimo autor…… Sí, sí, no me grites, ainsssss….